Publicado: 16 de Abril de 2018 a las 07:04

Para evitar las averías más comunes de los frigoríficos, hay varias cosas que puedes hacer, aunque no seas un profesional en reparación de neveras en Móstoles como nosotros.

Las  primeras que nos gustaría aconsejarte tienen que ver con la primera fase del refrigerador en tu casa, antes incluso de enchufarlo: la instalación. No lo coloques muy pegado a paredes o muebles por arriba, por detrás ni por los lados si puedes evitarlo. Consulta cómo funciona la ventilación y dónde necesita más espacio, porque de lo contrario el aire caliente no podrá liberarse.

Mira también que no llegue la luz directa del sol ni esté cerca de otras fuentes de calor: calefacción, horno, fuegos de la cocina… En verano, intenta que la temperatura de la cocina no suba mucho, porque de lo contrario para evitar la sobrecarga la nevera tenderá a enfriar menos.

Tienes que limpiar periódicamente las rejillas de ventilación y el suelo cercano a ellas y vaciar el agua que pueda ir quedando en los cajones inferiores.

Otra manera de cuidarla que no puede faltar es descongelarla de vez en cuando. Muchas llamadas para la reparación de neveras en Móstoles se deben sólo a que el aparato no enfría porque hay trozos de hielo en algún punto que están evitando que funcione con normalidad. Según el modelo, se puede descongelar automáticamente o de forma manual. Las neveras modernas suelen necesitar sólo una vez al año: aprovecha un día con poca comida en la nevera, desenchúfala y déjala así si puedes todo un día.

Si al volver a enchufarla sigue sin funcionar bien y no ves el hielo a simple vista, o no sabes cómo quitarlo, llama a Reparaciones Ispal y nos encargamos de todo.